Inicio Noticias Hidroregenera...

Hidroregeneración y peelings contra los efectos del sol en el rostro

Compartir

La Dra. Valeria Cogorno, especialista en medicina estética facial avanzada de Clínica Planas, explica que, “la exposición al sol durante mucho tiempo deshidrata nuestro organismo y resulta muy difícil recuperar los niveles óptimos sólo con cremas, ya que la piel es un órgano impermeable y la hidroregeneración adecuada para cada tipo de piel. Por otro lado, además de recobrar los niveles de hidratación de la piel, es imprescindible eliminar radicales libres y favorecer el recambio celular de las capas superficiales. Por todo ello, para aportar al rostro los cuidados esenciles que requiere, así como contribuir a reparar la piel dañada, se recomiendan los siguientes tratamientos:

– Hidratar en profundidad con una hidroregeneración facial. Este tratamiento mima a la piel, a través de la combinación óptima de varios tipos de ácido hialurónico más un complejo amplio de vitaminas y oligoelementos. Con todos estos activos, se hidrata la piel en profundidad y se proporciona luminosidad y vitalidad, sin modificar la estructura tridimensional de la cara. La Dra. Cogorno añade que este tipo de tratamiento de hidratación profunda hace que, posteriormente, el uso las cremas hidratantes habituales, tengan mayor efecto. El número de sesiones se  indicará con un diagnóstico personalizado, dependiendo del daño solar que presente la piel.

– Activar la proteína p50 con peelings químicos. Está científicamente comprobado que la realización de peelings químicos previene la aparición del cáncer de piel. Esto es así porque se activa la proteína p50 que es un “vigilante” inmunológico que destruye las células pre-cancerígenas y cancerígenas. Además, el peeling ayuda a minimizar manchas y capas bacterianas de la piel para controlar el acné, que en ocasiones se hace más evidente en verano. Incluso, dependiendo del peeling aplicado, se pueden paliar arrugas finas y cerrar poros abiertos.

– Regenerar la piel con PRP (Plasma rico en plaquetas). Se realiza extrayendo sangre del paciente, procesándola con un protocolo exhaustivo, para extraer finalmente la parte del suero donde se encuentran las plaquetas, a las que se añade el agente que hace que la plaqueta degranule y libere los factores de crecimiento. Con estos precursores de la regeneración, se regeneran todas las células necesarias de la dermis que se encargan de mantener la salud de la piel.

Eliminar arrugas con toxina botulínica. La exposición al sol provoca que los músculos faciales se contraigan más, para proteger a los ojos de los rayos solares, y ello promueve la aparición de arrugas de expresión, que pueden tratarse con la toxina botulínica. De esta manera, se evita que las arrugas dinámicas se hagan más profundas y se evidencien en reposo.