Inicio Noticias Medicina estética Polinucleótid...

Polinucleótidos, inyectables para regenerar la piel

Compartir

La Dra. Adriana Rodríguez, médico estético de Clínicas Dorsia, afirma que los polinucleótidos son moléculas de ADN que activan la capacidad regeneradora de la piel, promoviendo la síntesis de colágeno y elastina y aumentando la hidratación, de manera que ayudan a la reparación celular y aportan propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Son inyectables, biocompatibles y reabsorbibles que mejoran la calidad cutánea y devuelven a la piel su apariencia joven y sana, rápidamente y con resultados naturales.

Beneficios

Uno de los principales beneficios de los polinucleótidos como tratamiento de rejuvenecimiento cutáneo es que tensan sin aportar volumen, por lo que la piel se ve más firme, pero con un aspecto 100% natural.

El motivo por los que funcionan tan bien en esta época invernal es porque hidratan en profundidad, generan colágeno, aportan elasticidad y mejoran la calidad general de la piel.

Su efecto antioxidante lucha contra el fotoenvejecimiento, reduciendo la flacidez y líneas finas. Además, restaura el tono con ingredientes activos altamente purificados.

Soluciona problemas cutáneos de las pieles más jóvenes como las cicatrices, el acné y pueden aplicarse en cualquier zona del cuerpo: rostro (incluido el contorno de ojos), cuello, escote, brazos, codos, manos, abdomen, piernas y rodillas.

Su efecto es prácticamente inmediato y no daña los tejidos cutáneos; regenera, reestructura y reafirma la piel desde sus capas más profundas. Un reinicio completo para que nuestros pacientes.

Procedimiento

Son microinyecciones a través de sesiones de 20-30 minutos, sin necesidad de anestesia y con una recuperación inmediata.

En una primera visita donde tendrá lugar una valoración médica y un diagnóstico completo, se conocerán las necesidades específicas del paciente y se planificará el número de sesiones requeridas para mejorar la calidad de la piel y combatir las imperfecciones.

La incorporación a la rutina puede ser inmediata, y como cuidado especial tras finalizar la sesión, únicamente se requiere mantener una buena higiene facial y corporal que ayude a mantener los resultados en el tiempo.

Existe una gama para las pieles que necesitan hidratación, así como rellenar arrugas finas y combatir la flacidez y el envejecimiento en rostro, cuello, escote, manos, brazos, rodillas, abdomen y muslos. Se puede adaptar a pieles más jóvenes y más maduras, dependiendo de las necesidades específicas de cada paciente.

Otra gama trata arrugas superficiales en el contorno de ojos y en los párpados. Redensifica sin generar volumen ni “efecto bolsa”, dejando esta zona sensible más hidratada y con aspecto descansado.