Inicio Noticias Cirugía plástica Cómo corregir...

Cómo corregir la asimetría mamaria

Compartir

La asimetría mamaria es la deformación de las mamas, ya sea externamente o interiormente. La cirugía de mamas asimétricas consiste en colocar los senos de forma que queden a la misma altura, volumen y tamaño. La Dra. Elena Jiménez, cirujana plástica y estética, explica que la asimetría mamaria es la diferencia entre ambas mamas ya sea en volumen, en posición del complejo areola pezón o en la forma de cada mama.

La doctora considera que la asimetría no es sólo una cuestión volumétrica como inicialmente podemos pensar si no que afecta también a otros componentes de la mama. También la posición de la areola puede crear una asimetría tanto por la posición como por la diferencia en el tamaño.

Además, añade que la diferente forma entre las dos mamas genera asimetrías importantes. Entraríamos en el terreno de las mamas tuberosas o incluso en el campo de la reconstrucción mamaria.

La doctora también destaca que hay que nombrar algunos síndromes, como puede ser el Síndrome de Poland donde además de la asimetría mamaria hay que considerar la falta de estructuras más profundas como es el músculo pectoral.

Es sencilla de detectar porque la suele hacer la propia paciente al mirarse al espejo. A veces son los sujetadores o los biquinis que quedan de forma diferente entre un pecho y otro. La paciente observa sus mamas y ve que hay diferencias más marcadas de lo normal y es cuando solicita una valoración en consulta.

¿Cuándo realizarse el procedimiento?

Para la doctora existen dos momentos, en el caso de chicas jóvenes, es conveniente en una edad cercana a los 18 años. No sólo por el desarrollo de la glándula sino para evitar que una asimetría pueda causar un problema psicológico. Hay que recalcar que es importante finalizar el desarrollo mamario que suele ser en torno a los 18 años.

En el caso de las asimetrías adquiridas con embarazos o lactancias es perfecto acabar la etapa de maternidad para realizar la cirugía.

Cambios en el embarazo

Al igual que en una mujer con simetría, el pecho cambia durante el embarazo y el proceso de lactancia, lo mismo sucede en el caso de asimetrías.

Hay que tener en cuenta que, si la asimetría está corregida, el cambio siempre será más simétrico que si dicha asimetría no está corregida. Y seguir las normas de aumento de peso en los embarazos y no subir dicho peso ya que es volumen que luego tendremos que reducir y también puede afectar a la forma.

Resultados reales

A la hora de ver los resultados reales de esta intervención, los resultados pueden verse desde el primer momento si la asimetría era muy marcada. Es uno de los momentos más esperados por las pacientes cuando ya empiezan a ver sus pechos mucho más parecidos.

Hay que esperar unos 6 meses para que se produzca la bajada de la inflamación inicial y casi 10 meses para valorar cicatrices.