Inicio Noticias Dermatología Quienes han p...

Quienes han padecido cáncer de piel corren mayor riesgo de volver a padecerlo

Compartir

De hecho, entre el 2% y el 10% de los supervivientes de cáncer de piel (melanoma) desarrollarán un segundo melanoma primario. Además, entre el 30% y el 50% de aquellos que han enfrentado un cáncer de piel no melanoma (CPNM) tienen probabilidades de desarrollar un segundo CPNM en un lapso de 5 años.

Estas estadísticas subrayan la importancia de una vigilancia continua y un seguimiento dermatológico adecuado para aquellos que han superado el cáncer de piel, con el fin de detectar cualquier signo temprano de recurrencia y proporcionar un tratamiento oportuno.

En este contexto, proteger la piel frente al sol y vigilarla una vez al mes son la base para disminuir el riesgo de aparición y promover un buen pronóstico. Por ello, la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), a través de su campaña anual Euromelanoma, quiere centrarse en esta edición en los pacientes de cáncer de piel, con el objetivo de promover el apoyo físico y psicológico de estos pacientes tras el diagnóstico. Una iniciativa que refleja el compromiso de Euromelanoma con la salud y el bienestar integral de quienes enfrentan esta enfermedad.

“Nuestras anteriores campañas de concienciación pública han promovido comportamientos seguros frente al sol, la realización de exámenes cutáneos periódicos y la necesidad de tratar precozmente distintos tipos de cáncer de piel. Este año, ponemos al paciente en el foco”, ha declarado el Dr. Agustín Buendía, director de la Fundación Piel Sana de la AEDV.

Vive y aprende

La campaña de este año presenta un enfoque dual con dos eslóganes poderosos: “Vive y aprende” y “Aprende a vivir”. Juntos, forman una campaña integral que aborda tanto la prevención y el cuidado físico como el bienestar emocional de los pacientes con cáncer de piel. Al fomentar un enfoque holístico hacia la salud y el bienestar, la campaña busca empoderar a los pacientes para que vivan vidas plenas y saludables, mientras reciben el apoyo necesario para hacer frente a los desafíos que puedan surgir en el camino.

“El cáncer de piel es uno de los pocos cánceres que podemos detectar nosotros mismos, por lo que es importante que la gente conozca su propia piel y compruebe si hay signos de cambio. Si se ha padecido cáncer de piel con anterioridad, la necesidad de vigilancia es aún más necesaria. Además de proteger la piel de nuevos daños solares, es esencial hacerse revisiones cutáneas periódicas y acudir a las citas de seguimiento”, ha asegurado la Dra. Ángeles Flórez, coordinadora nacional de la Campaña.