Inicio Noticias Nutrición ¿Por qué se e...

¿Por qué se excluyen alimentos de la dieta?

Compartir

Aumenta el número de españoles que excluyen alimentos de su dieta, según los datos obtenidos del VI Estudio de Salud y Estilo de Vida, un 43% del total de los encuestados ha dejado de incluir ciertos alimentos en su dieta, cifra que aumenta en tres puntos porcentuales respecto a los datos recogidos el año anterior. Este grupo engloba tanto a los perfiles que no pueden tomar algún producto por alguna alergia o intolerancia (12,1%) y a aquel grupo que lo ha hecho por decisión propia (30,9%).

Al igual que ocurrió el año anterior, son las mujeres las que más han dejado de hacerlo (47,3%) siendo solo un 14,5% intolerantes o alérgicas. En cuanto al rango de edad, son los jóvenes de 18 a 25 años los que se encuentran en este mismo grupo (54,7%) pero son los mayores de 65 años los que más restringen alimentos sin sufrir intolerancias ni alergias (35,3%).

En cualquier caso, es recurrente el sentimiento de los encuestados en cuanto a la relación directa entre el estado de salud y la alimentación. Aquellos que creen tener un mal estado de salud son aquellos que más alimentos evitan, bien sea por intolerancias (14,4) o por decisión propia (42,9%)

Por comunidades

Analizando los resultados por comunidades autónomas, las regiones con más ciudadanos que tienen alguna limitación en su dieta son Canarias con un 61,5% de ciudadanos que no comen de todo de los cuales un 47,7% es por elección propia y Baleares, donde un 56,8% restringe ciertos alimentos y cuyo 37,7% lo hace por voluntad propia. Es en Baleares también dónde hay más encuestados con intolerancias y alergias con un resultado que asciende hasta un 19,1%. Por último, Aragón (71,2%), Murcia (67,7%) y Cantabria (64,6%) acumulan los mayores porcentajes de ciudadanos que comen cualquier tipo de alimentos sin restricciones.

Los alimentos que más se evitan

En esta edición del trabajo realizado por la aseguradora Aegon, los mariscos son los alimentos que más se evitan (24,8%) y su falta de consumo ha ascendido respecto al año pasado en 6,7 puntos porcentuales. Aquí también hay diferencia entre los que han dejado de consumirlo por decisión propia (25,4%) y quienes no lo consumen por sufrir alergias o intolerancias (23,1%). Este grupo de alimentos se encuentran en primer lugar para los que evitan algún tipo de alimento sin tener la necesidad de hacerlo por cuestiones de salud frente a las personas que sí tienen alergias e intolerancias dónde los lácteos se posicionan en primer lugar para un 35,4% del total.

También destaca este año el incremento de la reacción a las legumbres, problemáticas para un 11,7% de los encuestados con alergias e intolerancias frente al 4,9% del año anterior.