Inicio Noticias Cirugía plástica Es fundamenta...

Es fundamental el abordaje de 360º para tratamientos de contorno corporal

Compartir

La demanda de tratamientos corporales no invasivos crece constantemente y los profesionales deben dar una respuesta. Hablamos con el Dr. Víctor Hernández Machado que es cirujano plástico estético y reparador, director médico de Cànons Clinics (Barcelona) y miembro de la Junta Directiva de la SELMQ (Sociedad Española de Láser Médico Quirúrgico) a propósito de su Curso de Otoño que se celebrará en Madrid el 25 de noviembre y que llevará por título: “Abordaje no invasivo del contorno corporal mediante equipos basados en energía”.

¿Qué protocolos no se deben olvidar nunca cuando se trata esta zona anatómica y con esta aparatología?

Uno de los conceptos que queremos transmitir en este curso es el abordaje multidisciplinar o de 360º del contorno corporal. Para eso, nos parece básico que los asistentes entiendan como se organiza una Unidad de Contorno Corporal. Esto permite el acceso al asesoramiento médico y, sobre todo dietético, que llevará a escoger entre un tratamiento invasivo o no invasivo. En base a esto, en el curso se explicarán estrategias para que los profesionales puedan escoger el mejor procedimiento y que apliquen la mejor tecnología.

Existen todavía “zonas rebeldes” ¿qué avances tecnológicos se pueden resaltar para ellas?

Más que “zonas rebeldes” preferimos denominarlo pacientes difíciles por sus diferentes características, tanto por sus hábitos, expectativas, secuelas que tengan, como por ejemplo, posparto, pérdidas masivas de peso, cirugías bariátricas, etc., teniendo muy en cuenta los tipos de tejido. Todo este conjunto de circunstancias nos generarán las dificultades de su abordaje terapéutico. En el curso se hablará de este tipo de pacientes conjuntamente con las soluciones más destacadas. Lo primero, como ya hemos dicho antes en ese abordaje integral, la buena comunicación con el paciente para conseguir su máxima colaboración. Lo segundo, la inversión de las empresas para el desarrollo de dispositivos y tecnologías, gracias a las cuales podemos ofrecer a los asistentes las herramientas más adecuadas.

Adiposidad localizada, celulitis, flacidez corporal y tono muscular son los grandes caballos de batalla de los tratamientos corporales ¿cómo se deben acometer y qué prioridades hay?

Es imprescindible contar con la complicidad del paciente y, para ello, debe recibir una información detallada. A partir de ese momento, y al tratarse de problemas multifactoriales que están provocados por diferentes causas, entendemos cómo se pondrá de manifiesto en el curso lo que es una Unidad de Contorno Corporal, de manera que vamos a conseguir valorar al paciente de forma completa y vamos a proponerle las mejores opciones para lograr los mejores resultados. La prioridad la marcará el propio paciente, de manera que los protocolos que los profesionales aplicaremos estarán enfocados a cubrir sus necesidades de forma personalizada. Hay tres aspectos importantes: la unidad específica para tratar al paciente con 360º, conseguir su colaboración para obtener los mejores resultados y disponer de esta última tecnología que nos proporciona la industria. Además, uno de los objetivos del curso será ofrecer a sus asistentes las herramientas adecuadas para gestionar estos protocolos.

¿Qué tecnologías son más utilizadas y cuáles ofrecen mejores resultados para este tipo de pacientes?

Grasa, piel y músculo son los tres elementos importantes y que no se pueden perder de vista en este tipo de tratamientos. La terapia personalizada del paciente tratará los tres y dependiendo de sus necesidades se priorizarán y se abordará en mayor o menor intensidad. Tenemos diferentes tecnologías, y entre ellas una muy novedosa, como son los ultrasonidos multifocalizados de bajo índice mecánico que nos sirven para tratar la grasa. La clásica, que es la radiofrecuencia y que sigue funcionando porque sigue evolucionando, se ocupa de la grasa de forma indirecta y, sobre todo, de la piel; y asimismo, están los tratamientos que nos sirven para abordar el músculo, como son las técnicas de bioestimulación muscular. Tampoco nos podemos olvidar de la criopilólisis para el tratamiento de la grasa y sus resultados definitivos, cosa que los anteriores no tienen y por ello necesitan mantenimiento. El paciente no se adapta a la tecnología, es ésta la que ofrece los mejores beneficios según sus necesidades.

¿Cuál es la singularidad para la clínica en la gestión de esta unidad de tratamientos corporales?

Las unidades de contorno corporal que podemos incluir en nuestras consultas de cirugía y medicina estética, tal y como nuestros reconocidos ponentes explicarán en el curso, suponen un elemento diferenciador, ya que proponen un modelo de negocio que permite incrementar claramente el flujo de pacientes, porque el paciente ve cómo su problema se trata de manera individualizada y, otra de las ventajas para la clínica, es que en la gran mayoría de los casos son tratamientos delegables, porque el médico no ha de estar físicamente en la clínica para hacerlos, realiza el asesoramiento, pero no es imprescindible para llevarlos a cabo y, con ello, se rinde y se rentabiliza más, ya que lo puede hacer su equipo con la formación necesaria garantizada por la casa comercial.