Inicio Noticias Cirugía plástica ¿Puede consid...

¿Puede considerarse cara la cirugía estética?

Compartir

La Dra. Isabel Durbán, miembro de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP), comparte reflexiones claves para posicionar a las intervenciones estéticas en el lugar que se merecen, declarando:

“Además de la técnica per se y la anatomía general de cada paciente se debe tener una visión artística y espacial de su contexto individual. La recomendación de un análisis morfológico completo y personalizado, dependiendo de las facciones del paciente, el tamaño de los ojos, el grosor de la piel, la altura (en los casos de cirugías corporales) y de muchos otros parámetros, es imperativo para determinar las acciones de una u otra manera. El paciente tiene que desconfiar de un precio de la cirugía estética preestablecido y desde la ética médica afirmamos que no puede ni debe existir una cifra general para todos los pacientes”.

Siguiendo en esta línea, desde la Asociación, comparten la respuesta a la incógnita de: ¿Por qué es tan caro someterse a una operación de cirugía estética? Y es que se ha demostrado, con el paso de los años, que más allá de los equipos multidisciplinares y la suficiente cantidad de personal en el quirófano, los materiales ocupan un papel primordial, así como las nuevas tecnologías, pero sobre todo, los conocimientos y la experticia.

Un cirujano plástico cualificado debe saber renovarse y actualizarse constantemente. La insignia para ser capaz de optimizar los tiempos de quirófano, la implementación de los materiales, reducir al mínimo el margen de error y pertenecer a sociedades científicas que respalden sus destrezas y ética, laboral y personal. Esto implica viajar por el mundo y estar en constante formación, ya que la cirugía avanza a medida que la sociedad evoluciona.

Como comentario final, la Dra. Isabel Moreno, presidenta saliente de la AECEP, enumera algunos aspectos vitales, tanto para especialistas como para pacientes: un previo análisis minucioso de cada paciente en consulta, incluir pros y contras de la intervención, comentarios extensivos del proceso posoperatorio y la importancia de los estrictos protocolos sanitarios, ya que la salud del paciente es siempre lo primero.