Inicio Noticias Cirugía plástica Retoques en l...

Retoques en la nariz con o sin cirugía

Compartir

La Dra. Conchita Pinilla, especialista en Cirugía Plástica y Reparadora, explica que: la intervención de cirugía estética o realizarse algunos retoques en la nariz no es la única forma hoy de mejorarla: también está la infiltración de ácido hialurónico.

Antes suponía pasar por una aparatosa operación quirúrgica que no siempre dejaba un resultado natural y requería de un post operatorio largo y tedioso; Hoy la técnica es más rápida, segura, menos traumática y de recuperación más amable. Pero, además, actualmente existe una opción no invasiva para quien no necesite, o no quiera, pasar por quirófano.

Rinoplastia: opción ultrasónica

La rinoplastia que realiza la Dra. Pinilla es de tipo ultrasónico, y se diferencia de la convencional en que esta última realiza la osteotomía (fractura del hueso) o el limado del dorso de diferente forma. En la convencional se hace con una herramienta que rompe el hueso después de hacer una incisión de un par de milímetros, mientras que en la de tipo ultrasónico se lleva a cabo con un bisturí piezoeléctrico, que lo corta de forma controlada y evita que se fracture donde no debe hacerlo, así es menos traumática.

¿Y cómo se hace? La cirugía utilizando un motor piezoeléctrico permite mejorar la funcionalidad y la estética, conservando al máximo ligamentos y estructuras y minimizando daños. La rinoplastia puede ser abierta o cerrada: en la primera se deja una pequeñísima cicatriz que se localiza en la columela (la porción anterior del septum nasal que separa la entrada en dos vestíbulos paralelos) y que prácticamente es invisible. Yo la prefiero porque puedo modificar las estructuras con visión directa, lo que suma precisión. La intervención depende de qué necesite el paciente: a veces tratamos la punta, otras el tabique por una mala respiración, o los huesos del lateral; en estos casos utilizo el motor piezoeléctrico, que realiza una mínima vibración para que la manipulación del hueso sea más precisa y haya menos traumatismo en los tejidos circundantes, dice la experta.

Post operatorio. Con la de tipo ultrasónico, bastante más rápida que con la convencional. Hay que poner igualmente una férula y tapones, que en algunos casos permiten respirar un poco porque tienen un tubito en el interior. Las cicatrices no se ven y la inflamación y el postoperatorio son también más leves, al igual que los hematomas.

Rinomodelación

Corrige algunas imperfecciones en la nariz mediante la infiltración de Ácido Hialurónico y logra que un dorso con caballete marcado quede más recto o lo levanta si está hundido, modifica cualquiera de los ángulos y eleva o modifica la punta. El hialuronico es un material biocompatible, tiene que ser de alto peso molecular e infiltrarse con cánula, de esta forma hay menos riesgo de hematomas.

Paciente ideal: Tiene una deformidad nasal no muy marcada que pueda corregirse aumentando volumen selectivamente de unas zonas concretas de la nariz, es decir con una rinomodelacion nunca disminuyes volúmenes, los camuflas aumentando el de zonas contiguas.

Resultados: Duran algo más de 2 años, aunque a partir del primero se va reabsorbiendo el relleno.

Efectos secundarios: Exceptuando una ligera inflamación en las primeras 48 horas, no hay más efecto secundario. El problema es que la rinomodelacion parece fácil y es frecuente que quieran abordarla médicos con poca experiencia, ahí es donde se encuentran los riesgos, que derivan de la introduccion de un material de relleno en una zona muy vascularizada.

Sesiones: Una sesión, y otra de revisión.