Inicio Noticias Dermatología “El futuro de...

“El futuro de la tricología es muy esperanzador con numerosas líneas de investigación”

Compartir

Se acaba de presentar la segunda edición del Manual Práctico de Tricología #TRICOHRC, dirigido por los Dres. Pedro Jaén y Sergio Vañó, jefe del servicio de Dermatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid y jefe de la Unidad de Tricología del mismo centro sanitario, respectivamente. Hablamos con este último para que nos explique la importancia de esta obra que en su ya pasada edición se tradujo al inglés y al ruso.

Esta segunda edición del Manual incide en los cambios y avances del área ¿nos puede dar una pincelada sobre ellos?

En el nuevo manual hemos actualizado la información que tenemos sobre las últimas terapias con microinyecciones de dutasterida o bicalutamida (antiandrógenos que utilizamos para tratar muchas alopecias), los datos disponibles hasta ahora sobre la eficacia de la toxina botulínica para la alopecia androgénica, tanto masculina como femenina; además, reflejamos la novedades sobre la eficacia y seguridad del minoxidil oral, el buen resultado que estamos logrando con el trasplante capilar, tanto en varones como en mujeres, y la perspectiva que nos da la aprobación de los primeros fármacos para las formas graves de alopecia areata, ya que están suponiendo una revolución en el tratamiento de esta alopecia. También hemos avanzado considerablemente en el tratamiento de alopecias cicatriciales, como la frontal fibrosante, en la que también se están viendo buenos resultados con la infiltración de plasma rico en plaquetas o con la dutasterida por vía oral. Recogemos mejoras significativas en foliculitis decalvante y nuevas terapias para esta alopecia, como los inhibidores de la vía JAK, el plasma rico en plaquetas o el minoxidil oral.

En el trabajo se habla de los tratamientos para encarar las alopecias, pero ¿no se pueden prevenir, ralentizar o disminuir?

El origen de las alopecias es multifactorial y actualmente no hay herramientas de tipo preventivo como tales, aunque sí las hay para hacer un diagnóstico muy precoz con el fin de aplicar tratamientos en las fases más incipientes de la caída capilar. Estas terapias son las que nos ayudan a ralentizar o parar la caída, engrosar el cabello o propiciar la renovación del pelo.

La toxina botulínica está utilizándose también para la alopecia ¿cómo y en qué casos?

La toxina botulínica se está empezando a investigar para el tratamiento de la alopecia androgénica, tanto masculina como femenina, pero los datos que tenemos aún son muy preliminares y hacen falta más estudios para comprobar cuál puede ser su papel real en el tratamiento de las alopecias.

Estos resultados preliminares sugieren que la toxina botulínica mejora la densidad capilar a través de dos mecanismos: relaja la musculatura del cuero cabelludo, permitiendo que llegue más vascularización a los folículos pilosos y además inhibe la secreción de TGF beta, una sustancia que bloquea el crecimiento folicular.

Las alopecias cicatriciales o areatas son casos difíciles ¿hasta qué punto mejoran hoy con los tratamientos y dejan de ser candidatas al trasplante?

A priori, estas alopecias no son las más idóneas para el trasplante (aunque hay que valorar cada caso de forma individual). Por este motivo, la llegada de los inhibidores de la vía JAK para tratar la alopecia areata es una excelente noticia para los pacientes, ya que hasta el momento no teníamos demasiadas opciones que ofrecerles. Con respecto a las alopecias cicatriciales para algo parecido; los avances terapéuticos son muy relevantes en estos casos porque el trasplante no suele ser viable.

Ahora mismo la tricología está muy en boga ¿se alargará esta relevancia en el futuro y qué peligros se deberían evitar?

Creemos que el futuro de la tricología es muy prometedor. Hay numerosas líneas de investigación en marcha que están dando resultados muy esperanzadores en el tratamiento de una gran cantidad de alopecias diferentes. De hecho, entre la primera y la segunda edición del manual, de la que hemos sacado 5.000 ejemplares por ahora y estamos preparando la traducción al inglés, han transcurrido solo cuatro años, un intervalo muy corto en el que, no obstante, hemos incluido una gran cantidad de cambios, actualizaciones y novedades.