Inicio Noticias Dermatología Nuevo abordaj...

Nuevo abordaje en alopecia areata

Compartir

Ya está disponible en España un tratamiento aprobado para la alopecia areata (AA) grave en adultos, baricitinib (Olumiant®), desarrollado por el laboratorio Lilly, ya está disponible en España y ha sido incluido para esta indicación en la financiación pública por parte del Ministerio de Sanidad. Su disponibilidad supone un nuevo abordaje de la alopecia areta, que trasciende a la esfera estética. Esta patología, a diferencia de otro tipo de alopecias, es una enfermedad de carácter inmunológico y de evolución variable e impredecible en cada paciente que puede derivar en la pérdida total del pelo en el cuero cabelludo, rostro (cejas, pestañas y barba), y/o cuerpo. Se calcula que afecta a un 2% de la población global y la afectación grave representa un 25% de los pacientes con AA6, siendo su mayor impacto el psicológico en forma de estrés, ansiedad o depresión.

“Se abre una nueva era en el tratamiento de la alopecia areata”, comenta el Dr. Sergio Vañó, presidente del Grupo Español de Tricología de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). “Es una innovación que llevamos esperando entre 10 y 12 años, desde que comenzaron los primeros ensayos clínicos y experiencias en otras enfermedades y veíamos que este mecanismo de acción podía funcionar en alopecia areata. Se trata de una terapia bien tolerada, cómoda para los pacientes y que no solo puede producir mejoras en el cuero cabelludo, sino también en pestañas, cejas y otras zonas del vello corporal”, añade el Dr. Vañó.

La alopecia areata es una patología con grandes necesidades no cubiertas. Los tratamientos tradicionales de la AA no están aprobados por las agencias regulatorias y no son suficientes para tratar a los pacientes con alopecia areata grave, tienen un perfil de seguridad pobre, especialmente en el uso a largo plazo, poca tolerabilidad y poca evidencia de uso. En palabras del Dr. Vañó: “Los tratamientos disponibles hasta ahora tenían un índice de efectividad bajo y un perfil de seguridad relativamente pobre, por lo que los pacientes no podían mantener el tratamiento en el largo plazo. La gran novedad con esta terapia es que tiene una efectividad mayor y un buen perfil de seguridad, por lo que se puede mantener a lo largo del tiempo”.