Inicio Noticias Medicina estética Navidad con b...

Navidad con buena cara

Compartir

Las fiestas navideñas están a la vuelta de la esquina. Para llegar a ellas con el mejor aspecto posible, con el rostro descansado e hidratado, la Dra. Elena Moreno, médico estético de Clínica FEMM señala varios procedimientos médico-estéticos con los que conseguir resultados naturales.

–  La mesoterapia es uno de los procedimientos más recomendados para conseguir ese efecto de piel renovada. Según la doctora, con la mesoterapia logramos un aspecto más joven, hidratado y saludable. También puede ayudarnos a disimular pequeñas arrugas.

Es un tratamiento completamente personalizado que se adapta de manera individual a cada paciente. Consiste en la infiltración de oligoelementos, vitaminas y otras sustancias beneficiosas que varían según cada persona y lo que su piel necesite. Así, proporciona a rostro y cuello una apariencia sana, hidratada, luminosa y tersa con resultados visibles de manera inmediata.

– El peeling químico es una opción indicada para renovar la piel. Durante este procedimiento aplicamos sustancias que eliminan las capas superficiales del rostro. Esto nos ayuda a devolverle su luminosidad.

También afina y reafirma la piel, rejuvenece su aspecto y actúa contra las irregularidades en su tono gracias a su potente efecto despigmentante.

– La luz pulsada intensa (IPL por sus siglas en inglés) es un tratamiento que logra una apariencia más joven. Su potente efecto antiaging es capaz de disminuir el tamaño de los poros y la profundidad de las arrugas.

Es un tratamiento muy versátil. Tiene un haz de luz que podemos modificar para tratar diferentes problemas cutáneos, adaptándolo a las distintas imperfecciones y al tipo de piel de cada paciente. Elimina las lesiones cutáneas y proporciona un efecto rejuvenecedor.

– Los rellenos. Este clásico de la medicina estética permite restaurar volúmenes faciales, estimular el colágeno y rellenar pequeñas arrugas. Los resultados son inmediatos y muy naturales. Podemos tratar varias zonas con diferentes tipos de relleno: labios, ojeras, pómulos y surcos nasogenianos entre otras.

– La neuromodulación es un tratamiento muy solicitado para rejuvenecer y prevenir futuras líneas de expresión, gracias a las sustancias que se aplican y que relajan los músculos faciales. ¿En qué parte del rostro? La frente, el entrecejo y las patas de gallo son algunas de las regiones más comunes.

Muchas personas piensan que la neuromodulación está asociada directamente con resultados artificiales y rostros sin expresión, pero esto es un error. Lo más importante a la hora de optar por un tratamiento es elegir un equipo médico cualificado que tenga como objetivo conseguir resultados naturales.

Para que cualquiera de estos tratamientos surta el efecto deseado en las próximas festividades, la doctora señala que hay que realizarlos 15 días antes del evento en cuestión para que la piel se recupere poco a poco y sin prisas.

Además, estos procedimientos también ayudan a prevenir los efectos negativos que el estrés y los hábitos poco saludables de estas fechas producen en la piel.