Inicio Noticias Cirugía plástica 4 tendencias ...

4 tendencias para 2024

Compartir

Las tendencias para 2024, según la Dra. Isabel Moreno, presidenta de la AECEP (Asociación Española de Cirugía Estética Plástica) son claras: los pacientes cada vez más buscan cirugías menos agresivas, con recuperaciones más rápidas y menos dolorosas, así como resultados más naturales.

– El aumento de mamas más recomendable es híbrido, prótesis + grasa autóloga. Esta técnica mixta ayuda a dar volumen y/o remodelar el pecho con resultados más naturales, además de evitar la probabilidad de posibles rechazos o incompatibilidades. El aumento de mamas es, sin duda una de las cirugías más demandadas por los pacientes en España, por lo que los avances técnicos han ido evolucionando hasta casi perfeccionarse. Cabe resaltar que no siempre es de aumento, porque ha crecido exponencialmente el número de cirugías sin prótesis.

– Se impone la rinoplastia de preservación y cerrada. Según el Dr. Rubén Guilarte, ésta es una de las técnicas más revolucionarias hasta la fecha. El objetivo principal es facilitar un resultado natural que mantenga las estructuras fundamentales de la nariz, es decir, conservando lo máximo posible del hueso y cartílago del paciente, mejorando así la apariencia de la nariz. Esto evita lesiones en los ligamentos y válvulas nasales internas, dejando un resultado mucho más natural en las facciones del paciente.

El lipedema es una enfermedad crónica y degenerativa que afecta a 1 de cada 10 personas (en su mayoría mujeres). Su origen es genético y no puede eliminarse con dieta ni ejercicio físico. Gracias a los nuevos avances compartidos por los diferentes expertos, se puede afirmar que la cirugía es capaz de curar esta enfermedad. Extrayendo toda la grasa hipertrofiada sin alterar el sistema linfático ni el sistema venoso superficial, consiguiendo que la piel que está por encima de todo ese exceso de volumen se retraiga de una forma adecuada.

– El futuro de la cirugía tiene nombre: el ecógrafo. Esto se debe a su enorme relevancia a la hora de facilitar el trabajo y la precisión de los cirujanos en cada una de sus intervenciones. Gracias a esta nueva tecnología, que genera pulsos de corriente eléctrica produciendo ultrasonidos, son capaces de mostrar al doctor una señal eléctrica a través de la cual le sirve de guía adicional para realizar las intervenciones.