Inicio Noticias Cirugía plástica Cirugía de af...

Cirugía de afirmación genital para mejorar la calidad de vida

Compartir

¿Hoy día se realizan más cirugías de afirmación de género? Entre un 0,5 y un 1,3% de la población se identifica como persona transgénero con una mayor prevalencia entre los adolescentes (entre un 1,2 y un 4,1%) y jóvenes como consecuencia de la mayor visibilización y aceptación familiar y social desde edades muy tempranas. Y se estima que estos datos seguirán creciendo gracias al apoyo de su entorno que permite a estas personas mostrar libremente quiénes son y sentirse aceptados desde la infancia.

“Aunque queda camino por recorrer, los avances de los últimos 20 años son muy positivos. Hoy en día, los progenitores se informan y acompañan a sus hijos, hijas o “hijes” desde edades muy tempranas. Y este apoyo es fundamental para la autoestima y la salud emocional de estos menores pues les permite, desde muy jóvenes, mostrar quienes son”, asegura el Dr. Iván Mañero, cirujano plástico especialista en cirugía de afirmación genital y fundador de la Clínica IM Gender. Ello, hace que cada vez sean más jóvenes las personas transgénero que solicitan una cirugía de afirmación genital.

De hecho, el número de personas menores de 21 años que solicitan una visita informativa ha aumentado en los últimos 10 años. Hoy en día una de cada 3 personas que solicitan una consulta informativa tienen menos de 21 años. Y la media de edad de las personas que acceden a la cirugía de género se ha reducido en los últimos cinco años, que en 2022 estaba por debajo de los 28 años.

Importante: una información sólida y seguimiento especializado

No todas las personas transgénero necesitan una cirugía de afirmación de género, “debemos tener en cuenta que existen personas transgénero que aceptan sus genitales y viven de manera plena sin tener que pasar por ningún tipo de cirugía genital”, explica el Dr. Mañero. Otras, en cambio, acuden a un cirujano plástico para someterse a una afirmación de género porque sienten la necesidad de adecuar su genitalidad.

Cuando la persona transgénero que solicita una cirugía de afirmación de género la lleva a cabo, “numerosos estudios han demostrado que esta cirugía mejora su salud en general, tanto a nivel emocional como social, así como su calidad de vida”, apunta el Dr. Mañero, “sin embargo es importante que cuente con información sólida que le permita tener unas expectativas reales, conocer los beneficios y los riesgos. Además, debe comprometerse a hacer un cumplimiento terapéutico y un seguimiento médico correcto”.