Inicio Noticias Cirugía plástica Frontoplastia...

Frontoplastia para lograr un equilibrio facial

Compartir

La Dra. Beatriz Berenguer, secretaria general de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP), expone la razón por la cual la Frontoplastia Reductora (técnica poco conocida para lograr armonía y equilibrio facial) ha experimentado un crecimiento del 50% en los últimos 10 años.

Cuando la frente mide más de 6 cm (desde las cejas hasta la línea de crecimiento del cabello) rompe el equilibrio y la armonía facial. Además, nos hace parecer mayores, da un aspecto masculino y es algo que puede llegar a acomplejar mucho”, asegura la cirujana plástica. Lo idóneo es que la frente suponga 1/3 de la cara. Recordamos a la súper estrella de Hollywood, Rita Hayworth, que tuvo que depilarse la línea capilar mediante electrólisis para lucir una frente más armónica y equilibrada.

Acompleja el tamaño de la frente, su forma y la línea del nacimiento del cabello, que suele estar muy retrocedida. Todos estos factores hacen que se perciba una frente muy grande, que es algo que se nota todavía más cuándo estás de perfil.

Frontoplastia recuctora

Se trata de una cirugía cuya demanda ha crecido exponencialmente en los últimos tiempos: Ha experimentado un crecimiento de un 50% en los últimos 10 años.

Consiste en despegar parte del cuero cabelludo y avanzar la línea capilar hacia delante. Es una intervención ambulatoria que se realiza con anestesia general. Paso a paso: Se realiza una incisión a lo largo de la línea capilar original con un bisturí fino para evitar el daño térmico a los folículos pilosos y con el fin de que luego quede la cicatriz oculta y los pelillos puedan volver a crecer. A continuación, se despega todo el cuero cabelludo, éste se relaja para hacerlo más extensible (de por sí es muy rígido), se reseca o elimina la piel que sobra (suelen ser 2 cm de media, aunque se puede eliminar hasta 3,5 cm), se avanza y tensa el tejido y se ancla en su nueva posición mediante dos capas de sutura, una interna reabsorbible y otra externa que se retira a los 12 días.

Sales del quirófano con un vendaje tipo casco, pero el postoperatorio es muy liviano. Casi no duele solo se tiene una sensación moderada de tirantez. Los hematomas no son visibles porque los tapa el propio pelo. Eso sí, puede producirse en un 5% de los casos hematomas en los párpados durante una semana. A los 4 días ves los resultados, asegura la experta.

Resultado

El resultado es inmediato y permanente. “Se consigue una mejoría de la proyección de la frente, del equilibrio facial así como una armonía del perfil y de las proporciones faciales.