Inicio Noticias Nutrición Depurar el or...

Depurar el organismo y perder algún kilo

Compartir

¿Por qué necesitamos depurar el organismo después de los excesos navideños? La Dra. María José Crispín, médica nutricionista de Clínica Menorca indica que, el concepto detox está muy de moda, pero es un poco engañoso. Realmente no hablamos de una dieta que elimina una toxina concreta. Se trata de una dieta que elimina peso, o sea dieta para adelgazar, pero haciendo hincapié en que sea saludablemente. En decir no va a eliminar una toxina, sino grasa corporal.

Se supone que las personas que van a seguir durante un tiempo una dieta detox aceptan el hecho de que previamente han cometido excesos en la alimentación y ahora quieren compensarlo y eliminar esos kilitos de grasa debido a esos excesos, pero haciéndolo de la manera más saludable posible: quitando muchos alimentos ricos, pero poco sanos y aumentando otros que lo son.

Lo realmente saludable no es hacer una dieta detox durante dos semanas sino adquirir buenos hábitos alimenticios y un buen estilo de vida. No hay milagros: por muy saludable y ligera que sea la dieta, si después volvemos a los excesos, esa dieta no ha valido para nada. Lo realmente ideal y a la vez difícil es cambiar de hábitos y que la alimentación saludable sea la norma.

Suplementos nutricionales

Parece que la moda de las dietas detox asocia casi obligatoriamente el tomar suplementos nutricionales. Pero si comemos sano, lo más probable es que no necesitemos consumir suplementos, salvo en casos puntuales, y nunca como sustitutos de la buena alimentación. Son un complemento.

Cuidado con la publicidad engañosa, muchos productos carecen de pruebas científicas que los avalen. La EFSA (European Food Safety Authority) no reconoce la supuesta eficacia de muchos suplementos que están en el mercado. Además, el abuso de suplementos puede tener efectos secundarios.

Pros y contras de las dietas detox

Es una dieta para hacer puntualmente, dos semanas es lo correcto. Una es suficiente cada cambio de estación si somos super estrictos con nuestra alimentación y no cometemos grandes excesos el resto del año. Tres es el máximo recomendable. Si se hace más tiempo y la persona no acaba tomando conciencia de que lo realmente importante es cambiar de hábitos y tener una alimentación sana y sigue el principio de “exceso-detox-exceso”, terminará con carencias nutricionales y órganos sobrecargados y sobre esforzados.

Hay que tener en cuenta que estas dietas hacen hincapié en verduras y frutas, pero el ser humano también puede y debe ingerir otros nutrientes y no provocar desequilibrios nutricionales que a largo plazo pueden tener consecuencias en nuestro organismo.

Teniendo esto en cuenta, las dietas detox son una buena terapia tras temporadas en las que por algún motivo no es fácil seguir una alimentación equilibrada. Por ejemplo, después de las navidades, con hábitos relajados y comidas diferentes, cuando se ha cogido algún kilo, nos sirve como motivación para volver a los hábitos saludables. Dos semanas de control dietético y ‘limpieza’ de calorías y grasas extras nos puede ayudar mucho a encontrarnos mejor. Después deberíamos proponernos mejorar el estilo de vida a largo plazo, un poco de ejercicio, descanso adecuado y contacto con la naturaleza.